RADIO PIRENAICA / MACUTO

RADIO ESPAÑA INDEPENDIENTE Estación Pirenaica – "Aquí, Radio España Independiente; estación pirenaica, la única emisora española sin censura de Franco... transmitiendo por la onda...". Así se llamaba una radio clandestina que funcionó desde el 22 de julio de 1941. Se despidió el 14 de julio de 1977, emitiendo desde Madrid la sesión inaugural de las Cortes y con estas palabras: "Si nuestra labor ha servido en algo para la reconquista de la democracia, damos por bien empleado el esfuerzo".

RADIO MACUTO

Cando a información provén de rumores e bolos. É interesada ou non está totalmente contrastada, dise que procede de Radio Macuto e por extensión tamén da Pirenaica. Hai que ter en conta que unha boa parte das informacións, -interesadas ou non-, proceden en principio dunha filtración, rumor ou run-run que vai progresivamente avanzando ou é desmentido con contumacia, non sempre veraz. Radio Macuto funciona, sobre todo, cando falta información e entón fanse hipóteses e elucubracións. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - ... ¿Qué din os rumorosos ...,

TRANSLATOR

Con Romayo, estamos ahora:

martes, 28 de diciembre de 2010

Insultantes Aduladores y Bla, bla,bla ......


Insultantes Aduladores y Bla, bla,bla ......

Aprovechando este "Día de los Inocentes" vamos mostrar parte de un "escrito anónimo" recibido junto con otros ya publicados como "comentarios" en el post "O Mazote de Ares".
Con ellos el remitente, porque proceden todos de la misma dirección I.P., pretende comenzar la campaña municipal ensalzando al Alcalde aresano Julio Iglesias y darle caña al BNG.

Lo sentimos, porque con fans, valedores y detractores así de bordes y zafios, que emplean la adulación y maledicencia para conseguir sus propios fines no beneficiarán mucho a unos ni perjudicarán a otros.
Más bien aconsejariamos a ámbos que escapen de estos asesores interesados y de lenguaje soez que se descalifican por sí mismos. Ya que si no obtienen lo que buscan con estas actitudes, no dudarán en opinar todo lo contrario. El asunto es su medre personal a costa de lo que sea: lisonjas e insultos.

Ahí va el retazo:

25/12/20010
Bonas noites:

Creo que es una operación del Bloque para obstaculizar la marcha de Julio Iglesias Redondo para su triunfo primero como Alcalde de Ares y después como Presidente de la Xunta de Galicia.
Julio Iglesias Redondo es un hombre capaz e inteligente. Que puede liderar un proyecto primero aresano y tener un gran éxito personal y profesional como político. Y después su ascenso para la Presidencia de la Xunta de Galicia. Un ascenso necesario para el bien de Ares y de Galicia.


Todo esto de volver al Mazote es "joder" al Alcalde y fastidiarle. O pretenderlo. El Bloque está pasando por un gravísima crisis política y de credibilidad, y están buscando caras nuevas independientes a las cuales instrumentalizar.

Julio Iglesias Redondo tiene muchísimo tirón. Muchísimo y sabe ganar elecciones, apoyos e influencias poderosas y populares. Ares le necesita si quiere aprovechar esta oportunidad histórica.


Lo del Bloque y los nombres de las calles es "joder", "meter los dedos en el ojo" y "marcharse riendo". Su espacio político ha sido absorbido por el PSG-PSOE.
Estamos casi en campaña electoral para las municipales y tratan de "meter el nabote en la cima del mazote para que los machotes puedan presumir de calzotes en la brega del pendón del osote". Bueno, mejor si todos muertotes; si dependiera del Blocote.

Ares y Federico García Expósito son la misma substancia espiritual. La columna vertebral de Ares es Federico García Expósito. Fue íntimo amigo de Curros Enríquez que le nombró Delegado en La Coruña del Centro Gallego de La Habana. Un periodista protagonista ayuda mucho al prestigio de la profesión, además de que su tirón ayuda a Ares a salir del anonimato.
...........

Somos muchísimos que queremos a Federico García Expósito y cada vez seremos más, en cuanto su vida pueda ser llevada al cine, como pretendemos los que vemos necesario (por los tiempos de decadencia moral y ética absoluta que vivimos) estimular su conocimiento y ejemplo.

====================================================
Sin tener ya nada que ver con esto, incluimos un discurso vacío, que es de los que emplean los dirigentes para no decir nada:

Bla, bla, bla, ......

Queridos compañeros.

El nuevo modelo de actividad de la organización obstaculiza la apreciación de la importancia de toda una serie de criterios ideológicamente sistematizados en un frente común.

Incluso bien pudiéramos atrevernos a sugerir que la complejidad de los estudios de los dirigentes exige la precisión y la determinación de las condiciones de las actividades apropiadas.

Los superiores principios ideológicos condicionan que la superación de las experiencias periclitadas ayuda a la preparación y a la realización de las básicas premisas adoptadas.

Así mismo, el inicio de la acción general de formación de las actitudes nos obliga a un exhaustivo análisis de las direcciones educativas en el sentido del progreso.

La práctica de la vida cotidiana prueba que un relanzamiento específico de todos los sectores implicados permite en todo caso explicitar las razones fundamentales de toda una casuística de amplio espectro.

Por otra parte, y dados los condicionamientos actuales una aplicación indiscriminada de los factores confluyentes habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida del modelo de desarrollo.

Es obvio señalar que el desarrollo continuo de distintas formas de actividad asegura en todo caso un proceso muy sensible de inversión de las directivas de desarrollo para el futuro.

Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que nuestra actividad de información y de propaganda implica el proceso de reestructuración y de modernización de los elementos generadores.

Sin embargo, no hemos de olvidar que el aumento constante, en cantidad y extensión, de nuestra actividad facilita la creación del sistema de formación de cuadros que corresponda a las necesidades.

El afán de organización, sobre todo el proceso consensuado de unas y otras implicaciones concurrentes cumple deberes importantes en la determinación de las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles.

De igual manera, el reforzamiento y desarrollo de las estructuras cumple un rol esencial en la formación del sistema de participación general.

No es indispensable argumentar el peso y la significación de éstos problemas, ya que la consulta con los numerosos militantes deriva en una directa incidencia superadora de las condiciones financieras y administrativas existentes.

Las experiencias ricas y diversas muestran que la estructura actual de la organización garantiza la preparación de un grupo importante en la formación de las nuevas proposiciones.

No es indispensable argumentar el peso y la significación de éstos problemas, ya que la realización de las premisas del programa ofrece un ensayo interesante de verificación de las formas de acción.

Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que nuestra actividad de información y de propaganda garantiza la preparación de un grupo importante en la formación de toda una casuística de amplio espectro.

Incluso bien pudiéramos atrevernos a sugerir que el reforzamiento y desarrollo de las estructuras habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida del modelo de desarrollo.

Por otra parte, y dados los condicionamientos actuales la consulta con los numerosos militantes ayuda a la preparación y a la realización de las nuevas proposiciones.

La práctica de la vida cotidiana prueba que el proceso consensuado de unas y otras implicaciones concurrentes implica el proceso de reestructuración y de modernización de las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles.

Sin embargo, no hemos de olvidar que la complejidad de los estudios de los dirigentes facilita la creación de toda una serie de criterios ideológicamente sistematizados en un frente común.

El afán de organización, sobre todo la superación de las experiencias periclitadas ofrece un ensayo interesante de verificación de las condiciones financieras y administrativas existentes.

Los superiores principios ideológicos condicionan que el aumento constante, en cantidad y extensión, de nuestra actividad deriva en una directa incidencia superadora de las formas de acción.

Las experiencias ricas y diversas muestran que la estructura actual de la organización exige la precisión y la determinación de las básicas premisas adoptadas.

De igual manera, el inicio de la acción general de formación de las actitudes nos obliga a un exhaustivo análisis del sistema de participación general.

Es obvio señalar que un relanzamiento específico de todos los sectores implicados obstaculiza la apreciación de la importancia de las directivas de desarrollo para el futuro.

Así mismo, la realización de las premisas del programa asegura en todo caso un proceso muy sensible de inversión del sistema de formación de cuadros que corresponda a las necesidades.

Por otra parte, y dados los condicionamientos actuales el nuevo modelo de actividad de la organización cumple un rol esencial en la formación de los elementos generadores.

Sin embargo, no hemos de olvidar que el desarrollo continuo de distintas formas de actividad cumple deberes importantes en la determinación de las condiciones de las actividades apropiadas.

Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que una aplicación indiscriminada de los factores confluyentes permite en todo caso explicitar las razones fundamentales de las direcciones educativas en el sentido del progreso.

De igual manera, la superación de las experiencias periclitadas ayuda a la preparación y a la realización de las básicas premisas adoptadas.

Las experiencias ricas y diversas muestran que el aumento constante, en cantidad y extensión, de nuestra actividad deriva en una directa incidencia superadora de toda una serie de criterios ideológicamente sistematizados en un frente común.

El afán de organización, sobre todo nuestra actividad de información y de propaganda asegura en todo caso un proceso muy sensible de inversión de las nuevas proposiciones.

Así mismo, la consulta con los numerosos militantes ofrece un ensayo interesante de verificación de las condiciones de las actividades apropiadas.

Es obvio señalar que el inicio de la acción general de formación de las actitudes garantiza la preparación de un grupo importante en la formación del sistema de participación general.

Incluso bien pudiéramos atrevernos a sugerir que el nuevo modelo de actividad de la organización facilita la creación de los elementos generadores.

Los superiores principios ideológicos condicionan que el proceso consensuado de unas y otras implicaciones concurrentes exige la precisión y la determinación de las formas de acción.

La práctica de la vida cotidiana prueba que la estructura actual de la organización nos obliga a un exhaustivo análisis de las direcciones educativas en el sentido del progreso.

No es indispensable argumentar el peso y la significación de éstos problemas, ya que la complejidad de los estudios de los dirigentes cumple deberes importantes en la determinación de las condiciones financieras y administrativas existentes.

Es obvio señalar que el reforzamiento y desarrollo de las estructuras habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida del sistema de formación de cuadros que corresponda a las necesidades.

Las experiencias ricas y diversas muestran que el desarrollo continuo de distintas formas de actividad cumple un rol esencial en la formación de las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles.

Por otra parte, y dados los condicionamientos actuales un relanzamiento específico de todos los sectores implicados obstaculiza la apreciación de la importancia de las directivas de desarrollo para el futuro.

La práctica de la vida cotidiana prueba que una aplicación indiscriminada de los factores confluyentes implica el proceso de reestructuración y de modernización de toda una casuística de amplio espectro.

Los superiores principios ideológicos condicionan que la realización de las premisas del programa permite en todo caso explicitar las razones fundamentales del modelo de desarrollo.

De igual manera, el reforzamiento y desarrollo de las estructuras cumple un rol esencial en la formación de las nuevas proposiciones.

El afán de organización, sobre todo un relanzamiento específico de todos los sectores implicados asegura en todo caso un proceso muy sensible de inversión de las condiciones de las actividades apropiadas.

Incluso bien pudiéramos atrevernos a sugerir que nuestra actividad de información y de propaganda nos obliga a un exhaustivo análisis de las actitudes de los miembros hacia sus deberes ineludibles.

Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que el proceso consensuado de unas y otras implicaciones concurrentes obstaculiza la apreciación de la importancia del sistema de formación de cuadros que corresponda a las necesidades.

Sin embargo, no hemos de olvidar que la realización de las premisas del programa ofrece un ensayo interesante de verificación de las direcciones educativas en el sentido del progreso.

No es indispensable argumentar el peso y la significación de éstos problemas, ya que la complejidad de los estudios de los dirigentes facilita la creación de las básicas premisas adoptadas.

Así mismo, el inicio de la acción general de formación de las actitudes ayuda a la preparación y a la realización de las condiciones financieras y administrativas existentes.

Es obvio señalar que la superación de las experiencias periclitadas implica el proceso de reestructuración y de modernización de toda una casuística de amplio espectro.

Por otra parte, y dados los condicionamientos actuales la consulta con los numerosos militantes deriva en una directa incidencia superadora de toda una serie de criterios ideológicamente sistematizados en un frente común.

El afán de organización, sobre todo la estructura actual de la organización cumple deberes importantes en la determinación de los elementos generadores.

De igual manera, el desarrollo continuo de distintas formas de actividad habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida del sistema de participación general.

Así mismo, el aumento constante, en cantidad y extensión, de nuestra actividad exige la precisión y la determinación de las directivas de desarrollo para el futuro.

La práctica de la vida cotidiana prueba que el nuevo modelo de actividad de la organización permite en todo caso explicitar las razones fundamentales del modelo de desarrollo.

Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que una aplicación indiscriminada de los factores confluyentes garantiza la preparación de un grupo importante en la formación de las formas de acción.

Incluso bien pudiéramos atrevernos a sugerir que el inicio de la acción general de formación de las actitudes permite en todo caso explicitar las razones fundamentales de las direcciones educativas en el sentido del progreso.

Las experiencias ricas y diversas muestran que la realización de las premisas del programa ofrece un ensayo interesante de verificación de las nuevas proposiciones.

Por último, y como definitivo elemento esclarecedor, cabe añadir que el desarrollo continuo de distintas formas de actividad habrá de significar un auténtico y eficaz punto de partida de las directivas de desarrollo para el futuro.

Etiquetas

Entradas populares más vistas

Entradas

Páginas vistas en total